Es un queso de pasta blanda semicurado elaborado con leche cruda de NUESTRAS PROPIAS VACAS. Su característica más sobresaliente es el afinado de su corteza natural dura y compacta, totalmente comestible, que se infusiona a base de una mezcla de café y canela que le dan una personalidad propia sin afectar al interior del queso que mantiene sus características de pasta blanda y sabor suave con matices a yogourt y nata.  En el caso de ser las piezas de 0,4 kg tendrá una maduración mínima de 20 días.

Fue el ganador del premio a la innovación del Fórum Gastronómico de A Coruña 2017.

En 2018 obtiene la medalla de oro en el campeonato del mundo World Cheese Awards, celebrados en Noruega.

Recomendación a la hora del consumo: Consumo en tostas y otras opciones de untar por su cremosidad. Hace una combinación única con nueces. Se puede utilizar para tostas, pizzas, gratinados, rellenos… si queremos darles un poco más de sabor.